La crisis, la mejor epoca para invertir en bienes raíces. - Capitalia

La crisis, la mejor epoca para invertir en bienes raíces.
Abr/2/2020 Blog

¿Te has dado cuenta que la mayoría de personas aprovechan las épocas de bonanza económica y movimiento de dinero para comprar e invertir?

¿Cuántas personas conoces que cuando más construcciones hay, salen corriendo a comprar en los proyectos inmobiliarios?

La lógica nos dice que cuando tenemos más dinero, más podemos comprar. Es verdad, más capacidad de compra tiene la gente.

De hecho la gente compra sus bienes en planos, en proyecto, o recién terminados a un precio muy alto, a veces incluso sin analizar suficientemente las opciones que existen en el mercado para 1) comparar precios, 2) ubicación de los proyectos, 3) proyección de desarrollo, crecimiento y reventa.

Pero en realidad no es tan lógico como suena o parece.

Muchos gurús de las inversiones inmobiliarias enfatizan una y otra vez que la oportunidad de adquirir un bien raíz está en la compra y no en la venta o reventa.

Por eso las crisis o recesiones económicas de un país son las mejores oportunidades para comprar bienes raíces.

¿Te has dado cuenta que la mayoría de personas, incluyéndome, aprovechamos las épocas de bonanza económica y movimiento de dinero para comprar e invertir?

¿Cuántas personas conoces que cuando más construcciones hay, salen corriendo a comprar en los proyectos inmobiliarios?

La lógica nos dice que cuando tenemos más dinero, más podemos comprar. Es verdad, más capacidad de compra tiene la gente.

De hecho la gente compra sus bienes en planos, en proyecto, o recién terminados a un precio muy alto, a veces incluso sin analizar suficientemente las opciones que existen en el mercado para 1) comparar precios, 2) ubicación de los proyectos, 3) proyección de desarrollo, crecimiento y reventa.

Pero en realidad no es tan lógico como suena o parece.

Muchos gurús de las inversiones inmobiliarias enfatizan una y otra vez que la oportunidad de adquirir un bien raíz está en la compra y no en la venta o reventa.

Por eso las crisis o recesiones económicas de un país son las mejores oportunidades para comprar bienes raíces.

Si te pones a analizar detenidamente, las crisis hacen que las personas empiecen a vender sus bienes por necesidad más que por ganancias.

Si te pones a analizar detenidamente, las crisis hacen que las personas empiecen a vender sus bienes por necesidad más que por ganancias.

¿Entonces, qué hay con eso y que ganas tú?

Si en tiempos de bonanza tú has ahorrado dinero, una entrada digamos, para comprar un terreno, un departamento, una suite, y llega la recesión, es ahí donde puedes buscar muchas… decenas… cientos de bienes raíces cuyos dueños o constructores estarán dispuestos a negociar porque ellos necesitan venderlos, justamente por eso, por necesidad.

La oportunidad aparece con la capacidad de negociación. Pongamos un ejemplo práctico y sencillo:

Digamos que Cristian, un hombre soltero de 35 años trabaja en una empresa. Llega la crisis y la compañía para la que trabaja hace recortes de personal y Cristian es parte de ese recorte.

Sin embargo, a lo largo de su trabajo Cristian ha comprado un departamento de dos dormitorios y una suite.

Cristian desea vender su departamento de 2 dormitorios, que está muy bien ubicado en una zona residencial de alta plusvalía, con servicios extras como gimnasio, piscina, áreas comunales, y es muy seguro.

Cuando él compró lo hizo durante el período de bonanza y le costó $160.000, pero al cabo de los años y con la depreciación, pero también con la revalorización del bien por encontrarse en excelentes condiciones y en una gran zona, él quiere venderlo en $180.000.

Al cabo de un par de meses después de varias propuestas y negociaciones, logra conseguir que alguien le compre el departamento en $165.000.

Como vemos, la necesidad de Cristian, hizo que él tuviera que vender el bien en menor valor de lo que realmente valía ese bien.

Por supuesto, en época de bonanza tal vez habría podido venderlo en el precio revalorizado ($180.000) o incluso un poco más, ya que la capacidad de negociación del comprador es más limitada y la oferta es más escasa, y además el bien es una gran inversión por su ubicación y demás beneficios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enviar mensaje