CDMX, LAS ZONAS MÁS SEGURAS (Y LAS QUE NO) DURANTE UN SISMO - Capitalia

CDMX, LAS ZONAS MÁS SEGURAS (Y LAS QUE NO) DURANTE UN SISMO
Mar/6/2019 Uncategorized

El Valle de México está conformado por tres tipos de suelo: blando, de transición y firme. En cada uno, los temblores se sienten con diferente intensidad y el movimiento de las construcciones es diferente, de acuerdo con el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred).

En el suelo blando, por ejemplo, se percibe un mayor movimiento y los edificios suelen balancearse fuertemente debido a la amplificación de las ondas.

En contraste, en el suelo firme la percepción del sismo es menor y las construcciones se mantienen más estables.

¿POR QUÉ LOS SISMOS EN LA CIUDAD SE SIENTEN ASÍ?

ZONIFICACIÓN DEL VALLE DE MÉXICO

Los sismólogos e ingenieros mexicanos han estudiado el fenómeno de la amplificación de movimiento en la ciudad con gran detalle. Hoy sabemos que los grandes daños sufridos en 1985 se concentraron en las zonas donde las ondas sísmicas sufren mayor amplificación.

Por las características del suelo en la ciudad, la duración de la sacudida fue de más de 3 minutos, a pesar que la ruptura del sismo duró únicamente 45 segundos.

Considerando el crecimiento sostenido poblacional de la capital en estos 30 años que han transcurrido desde la gran catástrofe de 1985, en la que las pérdidas económicas se estimaron en alrededor de 4 mil 100 millones de dólares, hoy un sismo con esas características supondrían pérdidas mucho mayores.

El siguiente es un modelo tridimensional de la Cuenca del Valle de México para la simulación computacional de terremotos creado en 2013 por especialistas geofísicos.

La otra cara de la moneda son las zonas de la Ciudad de México donde se encuentran los depósitos aluviales (donde se encontraban los lagos), estas presentan un mayor movimiento sísmico, como las delegaciones Cuauhtémoc, Gustavo A. Madero, Venustiano Carranza, Iztapalapa, Iztacalco y Tláhuac.

El directivo de la SMIS señaló que sobre todo, la zona del Centro Histórico, las colonias Roma Norte, Narvarte, Juárez, Doctores, Tabacalera y Tlatelolco tuvieron un mal comportamiento en los sismos de 1985.

Asimismo, apuntó que la zona de Santa Fe es un caso particular. “No se debe olvidar que en el pasado fue un relleno sanitario, por lo que las ondas sísmicas podrían amplificarse y generar daños no contemplados”, dijo López.

Pero, ante todo, López recomendó consultar con un ingeniero especializado en sismos para que éste evalúe el probable riesgo de una construcción, dependiendo del número de pisos y la estructuración del inmueble.

Fuente | EL FINANCIERO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Gran venta especial

Haz contacto


Enviar mensaje